¡10% de descuento en Noviembre!

9 alternativas para cubrir los azulejos de tu baño

Las paredes de nuestro baño son, en gran parte, responsables de cómo se ve en conjunto esta estancia tan concurrida de nuestra casa. En la gran mayoría de casos, estas tienen azulejos, ya sea por toda la habitación o solo en una parte.

Los azulejos son geniales por sus múltiples ventajas, como es la facilidad a la hora de limpiarlos o lo aislante de este material. Sin embargo, una de sus mayores desventajas puede presentarse si -ya sea por necesidad o estética- nos planteamos deshacernos de los azulejos del baño. 

Muchas veces, podemos pensar que la única solución viable es retirarlos y poner unos nuevos. Pero, ¿estamos en lo cierto? Te proponemos 9 alternativas de reforma para hacer que tu baño parezca otro, luciendo espectacular. 

1. Paneles imantados

Una opción innovadora y diferente son los paneles imantados. Por si nunca has escuchado hablar de ellos, estos suelen ser paneles que se colocan en superficies como la nevera u otros electrodomésticos. Sin embargo, también es posible forrar las paredes de nuestro baño aplicando una especie de cinta adhesiva, que funciona imantándose a las planchas de imán. Hay muchísimos estampados y texturas disponibles en el mercado. ¿La ventaja? Lo fácil y rápido de la instalación y el cambio drástico que se consigue con ellas. ¡Quedan preciosas! 

2. Vinilos adhesivos

Puede darse la situación de que nuestras paredes (con más o menos azulejos), no se vean anticuadas, pero que nos sintamos saturados de ver siempre lo mismo. ¡Esos azulejos blancos nos resultan ya de lo más aburridos! 

Si este es tu caso, la solución perfecta son los vinilos adhesivos: son super fáciles de poner -y en muchos casos, de quitar también- y nos permiten cambiar radicalmente el diseño de la estancia con tan solo extenderlos sobre los azulejos o paredes. Desde unas simples líneas, a verdaderos patrones, ¡tú eliges la opción que más se adapte a tus gustos! 

3. Resina Epoxi

Si estás pensando en un cambio radical y modificar el suelo también, puede que la resina Epoxi sea la respuesta. Este material mágico, te permitirá nivelar suelo y paredes, haciendo un continuo de la estancia. Entre sus pros, se encuentra la facilidad de limpieza una vez instalado -que es realmente sencilla, así como lo visual del acabado. ¡El resultado es espectacular!

4. Pintura Epoxi

Aunque siempre puedes hacer uso de una pintura corriente para azulejos, su tintado y espesor hacen ideal esta opción para cubrir con poco esfuerzo los azulejos de nuestro baño. Si, por ejemplo, tus azulejos siguen algún tipo de patrón, verás cómo de fácil te resultará poder taparlo. ¡Tu baño será otro! Además, su acabado es impresionante, ¡sin grumos! 

5. Papel pintado

Forrar las paredes de nuestro baño con papel puede quedar genial si los azulejos no tienen demasiado relieve o jugamos con los dibujos de este. Existe una variedad de motivos infinita: con estampados, lisos, con textura, ignífugos, resistentes al agua… ¡Tú pones los límites! Hoy en día, existe la opción del papel vinílico, que es completamente resistente a la humedad y garantiza que este no se vaya a despegar de su sitio con el tiempo, aguantando bien adherido.

6. Cubrecerámica 

Esta opción promete un acabado ideal, libre de escombros y con el que conseguir un cambio de 180º. ¿Quieres saber más? Si no te convence ninguna de las posibilidades anteriores, siempre puedes hacer uso de esta. 

Además, cubre por completo los azulejos, haciendo imposible saber que estos se encuentran bajo la superficie que estamos viendo. Como acabado final, podemos utilizar pinturas resistentes al agua.  

7. Madera 

Aunque madera y agua pueda parecernos que no casan bien en principio, la realidad es que en la actualidad las maderas vienen tratadas para evitar que puedan estropearse con el contacto con la humedad o el líquido elemento. 

Una idea con la que conseguir un plus de calidez en la estancia es forrar la pared -o parte de esta- con madera. En el mercado hay una infinidad de variedades de este material. 

Piedra

Si prefieres apostar por materiales naturales y con una vida útil realmente larga, la piedra puede ser la opción ideal en este caso. Aunque es algo más complicado de lavar, su resistencia es infinita, ofreciendo una nueva vida a tu baño. 

Si bien es cierto que puede resultar un material algo más frío durante el invierno y al contrario durante el verano, si dejas la reforma en manos de profesionales que sepan cómo aclimatar la estancia, esto no supondrá un problema. 

Microcemento 

Este material es ideal para conseguir una estética algo más rústica o industrial en nuestro baño. Su aplicación no conlleva ningún tipo de trastorno. Se aplica una fina capa sobre la superficie y en muy poco tiempo podrás disfrutar de tu baño nuevo. 

¿Nuestro consejo? Cuenta siempre con manos profesionales. Querer ahorrar contando con mano de obra poco cualificada en este sentido, puede suponer la aparición de grietas en la superficie.

Darle un cambio de look a nuestro baño puede parecer misión imposible, pero como ves, hay muchísimas opciones disponibles en el mercado de materiales, acabados, prestaciones, etc. ¡Seguro que hay alguna que se adapta a la perfección a tus necesidades! 

Además, te recordamos que puedes pedirnos información o presupuesto sin compromiso aquí. Estudiaremos tu caso y te asesoraremos encantados acerca de cuál es la mejor opción para tu familia y tú. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Déjanos tu comentario

Reformas Huelva

Utilizamos cookies. Puedes leer más sobre su uso en nuestra política de privacidad.

1
¡Envíanos un Whatsapp! Clic al botón