¡10% de descuento en Noviembre!

Baños: 5 consejos para una iluminación ideal

¿Tiemblas cada vez que recibes una factura en casa? Si el ahorro de energía te hace preocuparte más de la cuenta, este post te interesa. Pero, ¿sabes cómo hacerlo para ahorrarte hasta un 30% en tu factura mensual?

El baño se ha convertido en los últimos años en un espacio de culto dentro de nuestra casa: nos relajamos, nos aseamos, y pasamos bastante tiempo en ellos. Por eso, cada vez es más común cuidar al detalle su decoración, para sentirnos lo más a gusto posible cada vez que estemos allí.

Con el fin de contribuir a que nuestro baño brille con luz propia, también es importante cuidar la iluminación. En muchas casas, esta estancia es una de las más oscuras y frías. Por eso, te traemos 5 consejos a tener en cuenta para que tu baño sea un lugar de 10, en el que de gusto estar y con cuyo uso puedas ver reducida la factura de la luz. 

1. Luz natural

Si tienes la suerte de contar con un baño que cuente con iluminación natural, tendrás la mitad del trabajo hecho. Es una gozada disfrutar de la luz del sol durante una gran parte de día, ya que además de lo estético, esta calentará la habitación, algo de agradecer según la época del año y el lugar donde se encuentre nuestra casa. 

Para ello, es recomendable utilizar ventanas aislantes de calidad, de modo que el frío de invierno o el calor del verano no se cuelen en nuestra casa. Un truco para amplificar la luz que nos da la naturaleza es hacer uso de espejos, tanto en el lavabo como en otros puntos de la estancia. Estos potenciarán el efecto de la luz que entra por la ventana, por lo que tendremos mejor iluminación sin incrementar nuestra factura mensual.  

2. Puntos de luz

Asimismo, si estás pensando en reformar tu baño, es importante planificar estratégicamente con cuántos puntos de luz artificial contaremos y dónde ubicarlos. Con estos, podremos disfrutar cómodamente de nuestro baño sin necesidad de hacer uso de lámparas auxiliares. 

Este punto tan importante en todas las reformas, se ve acentuado en el caso del baño. Nuestra recomendación es colocar puntos de luz empotrados en lugares como el lavabo, el área del espejo o la zona de ducha o baño. Con estos lograrás no solo ganar en iluminación, sino también aportar un toque de estilo. Hay muchísimas opciones en el mercado, aunque puede ser muy interesante que estos sean orientables, así podrás ubicarlos hacia donde prefieras en cada momento. 

3. Lámparas

La otra opción para iluminar el baño es con lámparas de techo o paredes. Si bien esta opción es menos práctica que los focos orientables, de seguro aportará sofisticación a la habitación. Hay infinitas opciones en el mercado, por lo que podremos jugar con diferentes tamaños, texturas y estilos. 

Otra opción es hacer uso de ambas opciones, tanto puntos de luz empotrados como lámparas. Esto es ideal si no queremos hacer una reformas, pero necesitamos añadir puntos de luz extra. La clave está en probar sin miedo las diferentes posibilidades a nuestro alcance. 

Además, hoy en día hay muchas herramientas disponibles que nos ayudan a simular con realidad virtual cómo quedará la estancia según la opción que elijamos. Si te interesa esta posibilidad, puedes pedir información sin compromiso aquí. Nuestro equipo de expertos te ayudará a conseguir el baño de tus sueños. 

4. Bajo consumo

Utilizar opciones de bajo consumo es otra de nuestras recomendaciones para disfrutar de una iluminación espectacular en tu cuarto de baño. Si bien es cierto que esto no afecta en la iluminación, sí que se verá reflejado en tu factura de la luz. 

Esta alternativa se ha hecho tremendamente popular en los últimos años, ya que aunque es algo más cara que las opciones convencionales, el ahorro energético y económico que logramos con ella es impresionante. Hablamos de las luces LED, que cuentan con otras ventajas como lo rápido de su encendido; algo muy importante, ya que muchas veces entramos con prisa al baño o tan solo estamos unos instantes en este. 

Además, en ocasiones, puede ser interesante combinar este tipo con un regulador de luz, que nos ayudará a ambientar el lugar según las necesidades que tengamos en el momento. 

5. Mobiliario retro-iluminado

Una idea que está muy de actualidad es la de utilizar mobiliario con luz incorporada. Aunque su uso no está aún demasiado extendido, es tendencia en el mercado. Su principal ventaja es decorativa, ya que aporta un halo de elegancia difícilmente alcanzable con mobiliario común. 

Además, supone un aporte extra de luz en la habitación. Un ejemplo son los lavabos retro-iluminados o los espejos. Esta última opción sí lleva años popularizada, ya que resulta muy útil para tareas en el baño como el aseo diario o maquillarse. 

Dentro de esta opción encontramos un híbrido, que consiste en empotrar o esconder en nuestro mobiliario puntos de luz. Así, aunque este no esté iluminado por completo, nos ayuda a crear texturas y volúmenes, aportando al mismo tiempo un toque de elegancia al espacio. 

Así, cada vez es más y más común pensar en el baño como un espacio importante dentro de nuestra casa, donde pasamos mucho tiempo. De ahí la importancia de que este cuente con una iluminación a la altura, que al mismo tiempo nos ayude a desempeñar las tareas propias de la estancia con mayor facilidad. 

Si tienes alguna duda al respecto o quieres pedir presupuesto sin compromiso para adaptar a tus necesidades la iluminación de tu baño, puedes hacerlo aquí. ¡Te ayudaremos encantados! 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Déjanos tu comentario

Reformas Huelva

Utilizamos cookies. Puedes leer más sobre su uso en nuestra política de privacidad.

1
¡Envíanos un Whatsapp! Clic al botón