¡10% de descuento en Noviembre!

Lo que hasta ahora no sabías de las cocinas ecológicas

¿Sabes qué es una cocina ecológica? Si estás pensando en reformar tu cocina, puede ser interesante tener en mente esta opción, que te ayudará a conseguir una estancia con la misma eficiencia de una cocina tradicional y múltiples ventajas adicionales que puede que desconozcas.

Pero, ¿en qué consiste exactamente? Las cocinas ecológicas se diferencian del resto, principalmente, en que tienen muy en cuenta la sostenibilidad del planeta, tanto en la elección de los materiales utilizados como de cara a su funcionamiento. Aquí te contamos las claves para que valores si te resulta una alternativa interesante de cara a reformar esta estancia tan importante de tu hogar.

Empecemos por los materiales

Toda cocina ecológica que se precie debe contar con materiales que respeten el medioambiente tanto en su ubicación de origen, como en su instalación y posterior funcionamiento. Sean ecológicos o hechos como resultado de un proceso de reciclaje de otros materiales, deben ser respetuosos con el planeta y no resultar perjudiciales para ti o tu familia.

Además, dependiendo del material, deberán cumplir otros requisitos. Por ejemplo, en el caso de la madera, deberán contar con los certificados FSC y PEFC, que te garantizan que se trata de un producto sostenible, con el que se sigue una serie de etapas desde que el producto “nace” hasta que llega a tu casa. Es interesante recordar que los materiales de acabado de estas superficies deben ser igualmente respetuosos con el ecosistema.

El reciclaje

Cuidar de nuestro entorno también pasa por plantearnos la opción de reciclar todos aquellos residuos que nuestro día a día en la cocina pueda dejar. No han de ser grandes gestos. Por ejemplo, una vez que la vida útil del aceite que usamos para cocinar llegue a su fin, es una buena idea reciclarlo para hacer jabón natural. Luego, podremos usarlo para fregar los platos o ducharnos, lo que también reducirá el uso de otros envases de consumo, al mismo tiempo que ahorramos algo de dinero.

Los electrodomésticos

Otro aspecto que supone un valor añadido en las cocinas ecológicas es el uso de electrodomésticos. Nuestro consejo es siempre buscar aquellos que lleven la etiqueta A+++. Con esta, tendremos la certeza de que el consumo de electricidad y agua se verá optimizado en nuestra cocina, con el consiguiente ahorro económico y cuidado de nuestro entorno. Hoy en día, existe una gran cantidad de electrodomésticos con
opciones de este tipo, como por ejemplo:
– Lavadoras con programas de agua fría
– Lavavajillas de media carga
– Frigoríficos con modo Eco.

Otra ventaja adicional en el uso de este tipo de electrodomésticos es que, en nuestra factura de la luz, podemos llegar a ver un ahorro de hasta el 30% con respecto a electrodomésticos convencionales.

Asimismo, en la actualidad hay opciones muy ventajosas a la hora de cocinar, que no solo te ayudarán a ahorrar tiempo, sino también dinero -hasta un 45%. Por ejemplo, las placas de inducción cuentan con una gran eficiencia energética, que varía dependiendo del modelo y la marca. Hay muchísimas opciones, por lo que te recomendamos que te tomes tu tiempo a la hora de elegir la opción que mejor se adapte a tu caso.

El agua

Si queremos tener una cocina ecológica en casa que se encuentre en pleno rendimiento, debemos cuidar también los detalles. Una muestra de esto son los aireadores o atomizadores para grifos. Puede que ahora mismo te estés preguntando qué es esto.

Pues bien, se trata de una pequeña pieza que se coloca justo en la boca del grifo y que, mezclando el agua con aire a presión, nos permite conseguir un ahorro de entre un 30% y un 70%. Esto no significa que sea incómodo o ineficiente. ¡Al contrario! El agua saldrá con el mismo caudal.

Dependiendo de si tu grifo es macho o hembra, necesitarás justo el aireador opuesto: es decir, si tienes un grifo hembra, el aireador será macho, para así poder enroscarlo adecuadamente. Otra ventaja de este sistema es que puedes usarlo en diferentes grifos de la casa, como por ejemplo el del bidé, la ducha, el fregadero, o el lavabo, pero también en puntos de agua exteriores como mangueras. ¡Tú eliges dónde ponerlo!

La luz también es importante

Imagina que tienes ya tu increíble cocina ecológica lista. Cuenta con materiales de cualidades adecuadas, los electrodomésticos son todos de gama A+++… ¡Has pensado en cada detalle! Pero, ¿has tenido en cuenta las luces? Una cocina ecológica no estará completa si no tiene iluminación ecológica.

Esto consiste, principalmente, en el uso de luces LED para un consumo responsable y ecológico. Con este tipo de luces puedes conseguir ahorrar hasta un 80% en la factura de la luz, como verás un ahorro de gran importancia. Además, la vida útil de este tipo de bombillas es realmente mayor al de las convencionales, lo que también nos evitará el
estar comprando con más frecuencia el repuesto de cada bombilla.

Ahora que conoces en qué consiste una cocina ecológica, ¿te animarías a probarla en tu reforma? Teniendo en mente las claves que te hemos contado para tener una cocina ecológica eficiente, estamos seguros de que, con este tipo de cocinas en casa, no solo conseguirás lograr un mundo más sostenible, sino que también obtendrás un ahorro considerable en la factura de la luz. ¿Te parece interesante? Recuerda que puedes pedirnos más información aquí.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Déjanos tu comentario

Reformas Huelva

Utilizamos cookies. Puedes leer más sobre su uso en nuestra política de privacidad.

1
¡Envíanos un Whatsapp! Clic al botón