¡10% de descuento en Noviembre!

Tipos de suelo: elige bien en tu reforma

¿Cómo escoger sabiendo que estamos eligiendo la mejor opción? Queremos hablarte de siete tipos de suelos altamente demandados en la actualidad para que, una vez los conozcas mejor, tengas la seguridad de elegir la mejor opción.

Probablemente estés de acuerdo con nosotros en que, a la hora de hacer una reforma en casa, elegir suelo no es tarea fácil. La modificación o sustitución del suelo es una de las transformaciones que más pueden llegar a notarse en el conjunto final. Por eso, para hacer una elección adecuada, debemos pensar con calma la decisión final. En la actualidad, existen tantos materiales, texturas o calidades como puedas imaginar.

1. Suelo cerámico

Esta opción es un clásico entre los suelos disponibles en el mercado. Puedes encontrarlo en pasta blanca o roja, además de con multitud de formatos, calidades y acabados.
¿Nuestra recomendación? Aunque es muy interesante no perder de vista las últimas tendencias en el sector, la elección de tonos neutros es una apuesta segura para tener la certeza de que esta se seguirá adaptando a nuestros gustos y necesidades en unos años.

Este tipo de suelo suele ser muy utilizado en baños y cocinas, aunque el límite lo pones tú. Aun así, es cierto que de no escoger una alternativa de buena calidad, puede llegar a rayarse con facilidad. Si bien es un suelo algo frío, también es muy fácil de mantener y limpiar.

2. Suelo porcelánico

Este tipo de suelo cerámico es realmente resistente. ¿Por qué? La respuesta está en su cocción única, que consigue convertirlo en un suelo para toda la vida. Como punto negativo, es un material de un coste algo más elevado que otros, aunque teniendo en cuenta su durabilidad, es sin duda una buena opción.

Además de en baños y cocinas, también suele utilizarse en zonas de exterior por su resistencia, pero también por su baja absorción de agua.

3. Suelo de piedra

En esta tipología de suelos entran materiales como el mármol o la pizarra. Su lado bueno es la alta calidad del material, que suele ser completamente natural y contribuye en gran medida a que aguante increíblemente bien el paso del tiempo.

El lado negativo puede que lo estés imaginando: el coste es notablemente más elevado que otro tipo de suelos, además de ser un suelo bastante frío. Aun así, si tu presupuesto es más elevado, puede ser una opción interesante.

4. Suelo de madera

Si buscas un resultado cálido, una opción genial puede ser apostar por la madera como material principal. Su innegable belleza es la propia de los materiales naturales; además, los suelos de madera ejercen como aislante térmico, ya sea protegiéndonos del frío o el calor.

Así, este tipo de superficies puede ser la opción perfecta para estancias de la casa como dormitorios o salones, ya que nos aportará un toque de confortabilidad y calidez difícil de conseguir con otros suelos. En la actualidad, es muy popular la tarima flotante, que nos permitirá una rápida instalación, así como la posibilidad de instalarla sobre otros suelos.

5. Suelo de microcemento

El microcemento es un material que puede ser utilizado tanto para paredes como suelos, lo que nos lleva a una de sus principales cualidades: la continuidad. Tiene un alto impacto estético y, además, no necesita juntas, por lo que puede aplicarse sobre cualquier superficie.

Un punto negativo que es recomendable tener en cuenta es la posible aparición de fisuras u otros desperfectos como burbujas. Por eso, contar con profesionales cualificados con experiencia en reformas de este tipo es clave para evitar estos problemas.

6. Suelo vinilico

Esta opción, muy extendida y demandada en el sector en los últimos años, es perfecta si queremos dar un toque de diseño a ciertas estancias de la casa. Está compuesto por varias capas de material, terminadas con una última capa protectora, que lo convierte en un suelo altamente resistente.

Entre otras ventajas, es resistente al agua, las manchas y sumamente fácil de limpiar, además de requerir una instalación muy sencilla. Asimismo, podrás encontrarlo con muchos diseños y texturas diferentes: los hay que imitan a la madera, a la piedra… ¡Tú eliges!

7. Suelo linóleo

Esta opción te robará el corazón si tienes muy presente que los materiales que utilices en la reforma de tu casa sean sostenibles con el medioambiente. ¿Por qué? Bien, este
material, utilizado en la construcción desde hace muchísimos años, se ha popularizado en los últimos años por ser biodegradable.

Es, también, resistente a golpes y rasguños, además de ser muy fácil de limpiar. Otro punto a su favor es lo asequible de su precio, que lo convierte en uno de los más accesibles del mercado. Por otro lado, aunque es resistente al agua, no te recomendamos instalarlo en el baño, ya que un exceso de humedad podría dañarlo para siempre.

En definitiva, los suelos de nuestra casa nos acompañarán durante muchísimo tiempo,
viviendo con nosotros el paso de los días, y viéndose expuestos a situaciones de todo tipo. Por eso, es recomendable que te tomes tu tiempo en valorar las diferentes opciones
que existen en el mercado, de manera que una vez finalice la reforma, el resultado final sea completamente de tu agrado.

Delegar la reforma del suelo de tu hogar en profesionales cualificados hará que tengas la certeza de que todo va a ir bien. Si tienes una reforma a la vista o simplemente estás pensando en cambiar el suelo de alguna estancia de tu casa, puedes pedirnos información sin compromiso aquí.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Déjanos tu comentario

Reformas Huelva

Utilizamos cookies. Puedes leer más sobre su uso en nuestra política de privacidad.

1
¡Envíanos un Whatsapp! Clic al botón